MONITOR DEL USO
DE LA FUERZA LETAL

El uso abusivo de la fuerza letal tiene varios efectos negativos. Además de las víctimas que genera, erosiona la imagen de las instituciones de seguridad –y del Estado en general- y puede propiciar el incremento de la violencia. Pero a pesar del importante número de personas muertas a manos del Estado, la gran mayoría de casos de uso de la fuerza letal no son investigados al presumir que se dieron en un contexto que las hace legítimas. Como consecuencia, no existe rendición de cuentas, responsabilidad o incentivos para contener el uso excesivo de la fuerza letal. En diversos países, los informes de derechos humanos señalan la existencia de abusos de la fuerza letal o ejecuciones extrajudiciales por parte de policías y militares. Para los propios policías y militares, constituye un riesgo pues puede incentivar dinámicas de mayor violencia contra sus integrantes.  Es por tanto fundamental entender este fenómeno.

El Monitor del Uso de la Fuerza Letal reúne a investigadores de 5 países  (Brasil, Colombia, El Salvador, México y Venezuela). Los participantes desarrollaron conjuntamente indicadores que permiten medir, de forma homogénea, el uso y abuso de la fuerza letal para realizar una comparación internacional. El objetivo es contar con una serie de herramientas unificadas que permitan medir, analizar y comparar el uso de la fuerza letal por parte del Estado. Estas herramientas, además, podrían extenderse a otras regiones del mundo.

De esa forma, el proyecto busca construir una plataforma de seguimiento de los principales indicadores de uso y abuso de la fuerza letal, y ayudar a proponer medidas de prevención a los abusos.